Varices, que son?

Las varices son dilataciones en las venas superficiales de las piernas, producidas por un mal funcionamiento de sus válvulas y debilidad en sus paredes. En lugar de subir desde los pies hacia el corazón, la sangre retrocede, se acumula y dilata las paredes de las venas. Es un problema que no sólo tiene consecuencias estéticas, sino que puede producir complicaciones. Generalmente las varices empeoran irreversiblemente con los años constituyendo un cuadro de evolución crónica.

Si las varices permanecen sin tratamiento originan síntomas y complicaciones derivados de la lentitud del retorno venoso de las piernas además de la importante afectación estética.

La presencia de varices de gran calibre, acompañadas o no de síntomas, representan un mayor riesgo de padecer una trombosis venosa profunda, hecho que puede ocurrir cuando se suman otros factores tales como la edad, largos periodos en cama, traumatismos , cirugías o viajes prolongados en avión.

Factores:

  • Hereditario.
  • Sedentarismo.
  • Embarazo.
  • Obesidad.
  • Exposición solar exagerada.
  • Deportes de alto impacto.
  • Alteraciones endocrinas (pubertad, menopausia).
  • Traumatismos.

Para que la Circulación Venosa se mantenga en este único sentido: de abajo arriba y de lo superficial a lo profundo, las venas superficiales y perforantes tienen VÁLVULAS, cuando éstas se alteran, la sangre se estanca en el sistema superficial provocando una dilatación de la pared venosa, dando origen a las VÁRICES.
Los músculos de las pantorrillas durante la contracción bombean la sangre hacia arriba, por ejemplo cuando caminamos, andamos en bicicleta o nos ponemos en punta de pie.

Las várices tienen diferentes localizaciones y grosor según el sector venoso afectado. Pueden formarse gruesos troncos tortuosos con "nudos" y/o pequeñas varices subdérmicas (arañas vasculares "rojas y azules"). Pueden afectar un sector o todo el miembro inferior.

Síntomas

Pesadez de piernas, dolor, calambres, edema, irritación de pielpigmentación de la piel en los casos más graves, úlceras y trombosis venosas.

Recomendaciones

  • Evitar la cera depilatoria caliente, baños calientes, sauna, exposición inmóvil al sol.
  • Evitar permanecer sentado o de pie largo tiempo.
  • Evitar calzado estrecho, puntiagudo y tacón mayor de 5 cm.
  • Realizar ejercicio físico regular (natación, bicicleta, caminatas, gimnasia de bajo impacto).
  • Dieta hipograsa, hipohidrocarbonada con mucho líquido.
  • Evitar excesos: alcóhol, tabaco, café y comidas picantes
  • Usar medias elásticas, sobre todo en las profesiones que permanecen mucho de pie.
  • Flebotónicos por boca y en forma de geles para aplicación local.
  • Se recomienda una sesión semanal de Drenaje Linfático Manual o Presoterapia cuando se asocia a edema linfático y celulitis edematosa.
  • Mesoterapia con distintos medicamentos que actúan sobre la red venosa, capilares y linfáticos vaso dilatadores, antioxidantes, cicatrizantes.